Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar

Bienvenido al fascinante mundo de Åsa Larsson

KIRUNA

Kiruna es una misteriosa ciudad del norte de Suecia, sumergida en la eterna noche polar. Frío afilado, nieve permanente y numerosas y distintas congregaciones definen la idiosincrasia de esta pequeña ciudad donde mucha gente tiene algo que ocultar.

“Creo que el interés de estas novelas de suspense es que están ambientadas en Kiruna, un pequeño pueblo minero en medio del páramo, rodeado de bosques, montañas, a 200 kilómetros del círculo polar, un verdadero milagro.” Åsa Larsson.

LOS PERSONAJES
Rebecka Martinson

Nació en Kiruna, aunque se fue con intención de no regresar cuando se marchó para estudiar en la Universidad. Abogada. Trabaja como abogada en un bufete en Estocolmo, pero no duda en desplazarse a su ciudad natal, Kiruna, cuando se producen los asesinatos; a pesar de que huyó misteriosamente de esa ciudad cuando era muy joven. Vive para su trabajo. Casi no duerme, y trabaja todo el día, domingos incluidos. Tiene pensamiento obsesivo, lo que le produce insomnio. Rebecka es una mujer solitaria, con problemas depresivos, que intenta hallar un sentido a la vida. Aunque es intuitiva, prefiere dejarse guiar por las pruebas y las evidencias. Puede ser de trato áspero, incluso intimidatorio. Le gusta hacer justicia pero no es justiciera, le gustan los animales, el campo, y es amiga fiel de las personas que confían en ella.

Es una mujer segura de sí misma, perseverante en sus objetivos e infatigable en las investigaciones criminales.

Pese a su carácter metódico que a veces se torna frío, Rebecka es una mujer tierna con los suyos y sacrificada con las causas en las que cree.

Anna-Maria Mella

Es inspectora de la policía en Kiruna. Su aspecto físico engaña a quién no la conoce: bajita, con cara de caballo, informal, es inteligente e intuitiva. Con sólo estrechar la mano de una persona es capaz de hacer una radiografía de su carácter. Está comprometida en los casos en los que trabaja hasta el punto de ejercer su cargo días antes de dar a luz. No descansa hasta encontrar el asesino.

compartir en: